buscar
Cómo conseguir financiación para mi empresa. Dictamen gratuito. Pinche aquí
Blog
lunes, 02 de marzo de 2015
Decálogo sobre Financiación Empresarial

Nueva serie sobre los principios que deben regir la financiación de nuestras empresas. Recogemos diez hitos clave para mejorar y equilibrar nuestra capacidad de financiación.

Según nuestra experiencia, el decálogo que deberían seguir las empresas es el siguiente:

1. No abuse de la financiación bancaria, su fluidez está sujeta al ciclo económico. Existen alternativas de financiación a la bancaria, y es muy adecuado que las considere. No dependa en exceso de la banca, y diversifique.

2. No se endeude en exceso, en determinados escenarios podría estar “en manos” de sus acreedores. Hay excesivos incentivos para la deuda en circunstancias expansivas, como efecto apalancamiento y deducciones fiscales, que se pueden volver en su contra.

3. Busque un adecuado equilibrio entre capital propio y deuda, que implica también un equilibrio entre remunerar a los accionistas y reinvertir beneficios.

4. Financiar con capital es más caro que con deuda, pero el capital le aporta flexibilidad y seguridad. Hay que retribuir el riesgo.

5. Elabore una información fiable y con fundamento. Determine adecuadamente sus necesidades de financiación, y diferencie nítidamente entre sus necesidades de financiación a largo y a corto plazo.

6. Existen alternativas a la deuda tradicional. Se denomina financiación híbrida o cuasi capital porque participa de algunas características de la deuda y otras del capital. Téngalas en cuenta!

7. Cuidado con los avales. Es razonable que los proveedores de fondos le exijan compromiso y garantías patrimoniales, pero cuide poner en riesgo los bienes básicos de su familia.

8. Cuando se dirige a un proveedor de fondos solo tiene una oportunidad. Una negativa no tiene vuelta atrás. Haga previamente sus deberes con la información y resuelva incidencias previas.

9. La apertura a los inversores debe entenderla como una oportunidad para profesionalizar su compañía, e incluso para crear un programa de continuidad generacional si se trata de una empresa familiar. El inversor financiero no viene para quedarse, pero cuando está quiere las cosas “bien hechas”.

10. Déjese acompañar por profesionales que conozcan los procesos, los criterios y perfiles de todas y cada una de las alternativas, y que le pueden ayudar con la información.

En próximas semanas iremos analizando cada una de las ideas propuestas en nuestro decálogo sobre financiación. 

Servicio motorizado por Globofinanzas