buscar
Cómo conseguir financiación para mi empresa. Dictamen gratuito. Pinche aquí
Noticias
20/04/2015
Problemática de la financiación de las Pymes españolas

España cuenta con un gran número de pequeñas y medianas empresas, que aportan el 65% del PIB y el 75% del empleo. Suponen el 99,2% del tejido productivo, más que Reino Unido (98%) y Alemania (97%). Y sin embargo, parece que no pueden competir a ese nivel. Estas pymes flaquean en productividad, internacionalización y tamaño. 

El Confidencial ha realizado un análisis sobre la realidad del tejido empresarial español basado en cuatro parámetros. Nos centramos en el apartado de financiación.

Una de las principales consecuencias de la crisis en Europa ha sido el incremento de las restricciones a la financiación: los bancos han dejado de prestar y si han mantenido el grifo abierto, ha sido con cuentagotas e intereses más altos. Esta interrupción del flujo crediticio se ha cebado especialmente con las pymes y más en concreto con las más pequeñas, tan abundantes en nuestro país. Este escenario ha tenido dos consecuencias inmediatas: la primera, la desaparición de muchas pequeñas empresas. Según datos del Consejo General de Economistas, solo en el último año perecieron 300.000 pymes y micropymes en España. La segunda, la entrada en escena de formas alternativas de financiación, como el ‘crowdfunding’ o los ‘Business Angels’, 

El tamaño medio de la pyme española (4,7 empleados) es, a la vez, causa y consecuencia del difícil acceso al crédito bancario. Las pymes españolas se financian un 35% más caro que la media de la eurozona, un 77% más que sus homólogas alemanas. Además, la legislación dificulta la salida de este mal porque desincentiva el crecimiento e impide el acceso de las empresas pequeñas a financiación no bancaria. La normativa está volcada en la creación de empresas, pero se olvida de fomentar su crecimiento.

Alemania es la otra cara de la moneda. Si en España el acceso al crédito bancario es uno de los principales problemas (un 23% de los empresarios así lo considera), en Alemania solo le preocupa al 8%. También las condiciones cambian. De acuerdo con datos de Funcas, las pymes españolas pagan por su financiación un 77% más que las alemanas.

Conseguir financiación es fácil en Francia. En el cuarto trimestre de 2014, 9 de cada 10 pymes que pidieron un crédito bancario obtuvieron un sí como respuesta. Una de las peculiaridades de Francia es que cuenta con un banco público de inversión, sin embargo esta forma de financiación es residual: en 2013 solo la utilizó un 15% de estos negocios. Las pymes francesas son las que más necesidades de crédito tienen (31%) de toda la eurozona.

La crisis también ha mermado el acceso a financiación de las pymes en Reino Unido. Las ayudas del Fondo crediticio del Gobierno cayeron en 400 millones libras en el segundo cuatrimestre de 2014. Lo mismo ha ocurrido con la financiación bancaria. Pero la particularidad del Reino Unido es que han florecido de forma espectacular nuevas formas de financiación, como el ‘crowdfunding’. La plataforma Funding Circle ha prestado 300 millones libras solo en la primera mitad de 2014.

Servicio motorizado por Globofinanzas