Login / Registro
Noticias-PRL

¿Cómo prevenir accidentes en el uso de herramientas manuales? Recomendaciones de Asaja.

Sevilla, 2 de diciembre de 2019. Fuente: www.sevilla.abc.es.

En el sector agrario es muy habitual el uso de herramientas manuales en distintas tareas: tijeras de poda, varas, rastrillos, palas, cuchillos, escardadoras, injertadores, etc. El accidente más habitual relacionado con el uso de herramientas es el de cortes o golpes, que si bien no suele revestir gravedad, sí ocurre con frecuencia debido al contacto constante de los trabajadores con herramientas manuales.

Asaja Sevilla ha elaborado una serie de recomendaciones para trabajar de forma segura en el uso de estas herramientas, al que dedica un apartado específico en un folleto que ha elaborado, dentro del proyecto puesto en marcha junto a la Fundación Estatal de Prevención de Riesgos Laborales y el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, con el objetivo de prevenir la siniestralidad agraria.

Las recomendaciones de Asaja Sevilla para evitar accidentes agrarios en el uso de herramientas manuales son:

– Las herramientas manuales deben emplearse exclusivamente para el uso previsto.
– Las herramientas manuales deben disponer de una correcta empuñadura: ergonómica, no deslizante y en buen estado.
– Las herramientas de corte (cuchillos, tijeras de poda, etc.) deben disponer de bordes de corte afilados. Además, hay que proteger la zona de corte una vez finalizado su uso.
– Utilizar herramientas adaptadas a la estatura del agricultor y a los trabajos a realizar: los mangos de palas, rastrillos…
– Utilizar adaptadores para las herramientas de labranza.
– Reducir todo lo posible el peso de las herramientas.
– Utilizar guantes, si la tarea lo requiere, de una talla adecuada para no interferir en el agarre de las herramientas.
– En tareas que impliquen movimientos repetitivos, como por ejemplo el uso de tijeras de poda, el vareo con varas manuales, etc., procurar evitar las sobrecargas: cambiar de mano, intercambiar las tareas con movimientos repetitivos por otras que no impliquen los mismos movimientos, y realizar ejercicios de estiramientos y relajación muscular.
– Siempre que sea posible, utilizar equipos mecánicos para disminuir la carga física: usar peines o motovareadoras en vez de varas de derribo manuales, usar tijeras neumáticas de poda en vez de tijeras manuales, etc.

Sobre el autor

Otras Publicaciones