Login / Registro
Noticias-PRL

La gripe tiene un coste laboral de unos 1.250 millones de euros.

_x000D_ Se calcula que entre un 10 y un 17% de las bajas laborales en España son como consecuencia de la gripe y que la enfermedad supone una pérdida de unos 60 millones de horas de trabajo, lo que representa un coste anual de unos 1.250 millones de euros.

_x000D_

_x000D_ La vacunación de la población trabajadora tiene una gran rentabilidad económica para la actividad empresarial: se calcula que reduce en un 44% las visitas al médico y hasta en un 70% el absentismo laboral y su correspondiente pérdida en la productividad. De ahí la importancia que tiene la campaña de prevención de la gripe, ya que puede suponer un ahorro para las empresas de unos 870 millones de euros al año.

_x000D_

_x000D_ Esta enfermedad suele suponer entre cinco y siete días de baja laboral, además del tiempo empleado por el trabajador en acudir al centro de salud en su horario laboral. Otro dato significativo es que los trabajadores con gripe que permanecen en el puesto de trabajo sin darse de baja tienen una reducción del 50% en su productividad y aumentan el riesgo de contagio a los compañeros.

_x000D_

_x000D_ Por ello, hay determinados entornos laborales en los que sería deseable esta forma de prevención: profesionales de la sanidad, personal de enseñanza, fuerzas de seguridad, conductores, viajeros internacionales, embarazadas, etc.

_x000D_

_x000D_ Durante el período 2013/2014, y según el Informe de Vigilancia de la Gripe del Instituto de Salud Carlos III, la enfermedad alcanzó su mayor tasa de incidencia durante la semana del 20 al 26 de enero, en que se registraron algo menos de 300 casos por cada 100.000 habitantes. A diferencia de años anteriores, en los que el grupo de edad más afectado fue el de 5 a 14 años, en la pasada temporada el colectivo más damnificado fue el de niños de 0 a 4 años, con una tasa de 3.500 casos por cada 100.000 habitantes.

_x000D_

_x000D_ La gripe es un virus que muta cada año, por lo que para combatirlo los investigadores tienen que modificar cada año la vacuna. La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó en febrero de 2014 las recomendaciones para la composición de la vacuna que será utilizada en la temporada 2014/2015 y que incluye dos cepas análogas A (A1N1 y H3N2) y una cepa análoga B (Masachusetts/2/2012).
_x000D_  

_x000D_

Compártelo
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Sobre el autor

Otras Publicaciones