Login / Registro
Noticias-PRL

Las empresas ya pueden conocer los riesgos de su actividad para la salud.

_x000D_ La Universidad de Huelva (UHU) es la sede del Laboratorio Andaluz de Enfermedades Profesionales. Éste es un tema en el que se ha avanzado mucho en estos últimos años y desde la Junta de Andalucía se ha querido dar un paso más. Se ha elaborado un Mapa de Riesgos de Andalucía que tiene un carácter preventivo y que ofrece información a nivel provincial, e incluso municipal, sobre los riesgos para la salud que puede acarrear una determinada actividad económica, aunque ha quedado excluido el sector primario.

_x000D_

_x000D_ El coordinador del trabajo ha sido José Antonio Garrido, que es profesor de la UHU y jefe del Servicio de Prevención de esta misma universidad. Tras un año de investigación, tanto la Administración como las empresas ya cuentan con una herramienta eficaz a la hora de tener en cuenta las posibles enfermedades profesionales que puede originar una determinada actividad laboral: "De acuerdo con el Decreto sobre Enfermedades Profesionales que las regula, las hemos ido clasificando y relacionando con los sectores de actividad en los que pueden aparecer en función de los agentes causantes -180 en total-: cadmio, arsénico, vanadio… La correlación se completa con los datos que aporta el Cepross, que es el sistema en el que quedan reflejados los partes por enfermedad profesional.

_x000D_

_x000D_ El equipo onubense ha trabajado con 88 actividades laborales cotejadas con 293 enfermedades profesionales del catálogo oficial (CEP). Garrido explicó que las enfermedades del CEP están distribuidas en seis grupos: las provocadas por agentes químico, las producidas por agentes físicos, las causadas por agentes biológicos, las inducidas por inhalación de sustancias no comprendidas en otros grupos, las enfermedades de la piel causadas por sustancias y agentes no comprendidos en otros grupos, y las provocadas por agentes carcinógenos.

_x000D_

_x000D_ El grupo de mayor incidencia es el segundo, que engloba el 75% de los casos de enfermedades profesionales. En ese grupo está la hipoacusia o sordera. El mapa, sin embargo, no marca incidencia de la enfermedad sino las patologías que pueden tener su origen en una determinada actividad.

_x000D_

_x000D_ La mayor incidencia de enfermedades profesionales, a nivel nacional, se encuentra en los trabajadores de las industrias extractivas. Su índice de incidencia en 2013 fue de 435, 10 casos por cada 100.000 trabajadores, seguido de la industria manufacturera, con 391,63. En cambio, en Andalucía, el mayor índice de incidencia se da en la industria manufacturera, con el 98,81 y en la extractiva, con el 63,24.

_x000D_

_x000D_ Para el jefe del Servicio de Prevención de la UHU, el mapa será eficaz tanto para la Administración como para el mundo empresarial, especialmente para las pymes. Para la primera, porque es el gestor de la Prevención de Riesgos Laborales y le puede ayudar en la toma de decisiones sobre en qué sector de actividad es necesario hacer más incidencia preventiva. Para las pymes, por esas medidas que pueden asumir con carácter previo y evitar futuras afecciones.

_x000D_

Sobre el autor

Otras Publicaciones