fbpx
Login / Registro
Notas-Prensa, Noticias

Los Diálogos OECA destacan las posibles medidas para hacer frente al COVID-19

27 de noviembre 2020.

El encuentro abordó, entre otros temas, la importancia de tener una postura y criterios comunes, así como de la colaboración público-privada, del adecuado tratamiento de la información y la concienciación de la sociedad.

El Observatorio Empresarial para la Consecución de la Agenda 2030 (OECA), promovido por CEA con la colaboración de Unicaja Banco, ha centrado su último debate virtual, en el marco de los Diálogos OECA, en el ODS 3: Salud y Bienestar.

Bajo el título el ‘COVID-19: Cómo centrarnos en las medidas que funcionan’, este nuevo Diálogo OECA ha contado con la participación de Susana Guitar Jiménez, presidenta del Consejo Empresarial de Sanidad y Asuntos Sociales de CEA; Alfonso Carmona Martínez, presidente del Real e Ilustre Colegio de Médicos de Sevilla, Carlos Rus, presidente de la Alianza de la Sanidad Privada Española ASPE y el director de OECA, Manuel Bellido, organizador y moderador del debate.

Susana Guitar Jiménez apuntó que en esta pandemia ha quedado patente “la fragilidad del individuo” y que es necesario “salir reforzados en una situación de crisis”.

Además, puso en valor que “el tratamiento adecuado de la información podría ayudarnos a gestionar mejor la situación”. Asimismo, se preguntó “por qué es tan complejo que afrontemos la situación de manera adecuada en materia de información”, e incidió en que “no somos capaces de gestionar la información, no estamos preparados”, recalcando que “tenemos que tener confianza y rigor en la información, tenemos que tomar decisiones frías y responsables de cara al futuro”.

Por otra parte, señaló que “lo que se está haciendo, se está haciendo con cierto rigor”, pero destacó la importancia “de los tiempos del momento”, subrayando que “nos falta coordinación. En este sentido, es necesario ser honestos ser transparente”.

Respecto a la vacunación, indicó que “las vacunas son una buena noticia. Es una tecnología útil para gestionar. Pero la vacuna tiene que llegar, distribuirse… No es la única solución al problema por los plazos. Además, hay que tener en cuenta que el COVID-19 es un virus que muta”.

Susana recordó que “el flujo de recursos entre lo público y lo privado es tremendamente importante en una situación como la actual. Hay que pararse a pensar si de verdad se están poniendo en juego todos los recursos disponibles” y recalcó que “hay que experimentar nuevas fórmulas de cooperación. Tenemos un objetivo compartido que es salvar vidas y tenemos que ser ambiciosos para crear nuevas formas de colaboración público-privada”.

Por su parte, Alfonso Carmona Martínez reiteró la importancia “de tener una postura común frente a un individuo como es el COVID-19”, incidiendo en que “nos cuesta mucho trabajo tener una orientación perfecta para seguir luchando contra el virus”.

Alfonso señaló que “tenemos que aprovechar todos los recursos, y los recursos están tanto en la pública como en la privada”, indicando que “la salud tiene que ser un bien de toda persona que está aquí en España”. Pero incidió en que, a día de hoy, hay intereses políticos que crean “vaivenes”. “Nosotros somos los mismos en la sanidad pública y en la sanidad privada. Lo importante es el paciente. Vamos a despolitizar. Vamos trabajar por nuestra sociedad, por nuestra gente y eso se hace aprovechando los recursos. Hay una directriz para trabajar en este momento y esa directriz la tiene que marcar gente que sepa”, aseveró.

Además, indicó la importancia de la concienciación: “Debe de haber una buena propaganda y que la gente sepa bien qué tiene que hacer”, incidiendo en que “si logramos desburocratizar al médico hará mejor su labor”.

Alfonso recordó que actualmente “hay muchísimas más patologías que están provocando que la gente muera” e incidió en que “toda la protección que tengamos de cualquier enfermedad va a ser un punto a favor si coges el COVID-19”.

Para Alfonso, cada uno de nosotros “debemos convertirnos en un dique contra este bicho aplicando todas las medidas con las que estamos ya muy concienciados. Aplicarlas no solo cuando estaremos en la calle, sino cuando estemos en un restaurante y ahora en estas fechas”, y animó a los asistentes indicando que “si todos nos concienciamos de esta forma, seguro que venceremos a este virus”.

Durante su intervención, Carlos Rus comentó que debe haber unos marcos estables en tres ámbitos: sanitario, social y económico-empresarial. “Nos dará una capacidad de adaptación mucho mayor. Tenemos un criterio diferente en cada comunidad autónoma. El no tener marcos estables no nos ayuda a mejorar. Necesitamos marcos estables de los que poder aprender y establecer un modelo científico”. Y, además, “hay que poner una gran cantidad de recursos y eso es complejo. Por el momento sigue habiendo medidas aisladas y se necesitan medidas globales”.

Por otra parte, también destacó que no se debe dejar de acudir al profesional médico por la preocupación del COVID-19. “Hay muchas muertes de pacientes con y sin COVID y es difícil distinguirlos”, y compartió la idea de los otros ponentes respecto a la vacuna: “es un gran remedio a esta pandemia, pero no el único” y comentó que lo positivo es “que cada vez hay más tratamientos”.

Respecto a la sanidad privada, recalcó que se pusieron a disposición con todos los recursos antes de que se declarase el estado de alarma. “Hemos estado absolutamente disponibles siempre. Este es el papel de la sanidad privada. Somos complementarios, somos absolutamente necesarios. Necesitamos que se valore que somos intensivos en mano de obra, motor en nuevas tecnologías… Nuestra principal labor es el papel vocacional de nuestro personal humano”, y finalizó señalando que “la sanidad privada ha sido un aliado flexible y queremos seguir con este nivel de colaboración e interlocución”.

Como viene siendo habitual, José María López, director de RSC de Unicaja Banco, se incorporó al final del encuentro, indicando que el COVID-19 “ha puesto en evidencia la gran capacidad de resistencia y resiliencia de las personas”. Y una vez más, puso en valor la importancia y la necesidad de colaboración público-privada: “es absolutamente necesaria”.

Finalmente, Manuel Bellido concluyó el acto comentando que este Diálogo OECA “ha hecho mucho bien a los que nos han seguido y los que lo verán posteriormente” e indicó que se quedaba con un titular: “No debemos rendirnos. No bajemos la guardia. Sobre todo, en estas fechas que vienen. El bicho sigue vivo y hay que ser precavidos”.

Sobre el autor

Otras Publicaciones