Login / Registro
Noticias-PRL

Los secretos de las personas que nunca tienen catarros para preservar la salud.

_x000D_ En invierno, la estación de los resfriados, todos somos doctores y asesores de salud. Pero siempre hay una serie de personas que resisten más al cabo del año y otras más propensas a caer enfermas. El truco es trabajar en la prevención y aprovisionarse de una serie de alimentos que aportan beneficios al organismo. Otras buenas costumbres, como darse un masaje con cierta frecuencia, ayudan a activar las defensas. ¿Qué secretos guardan las personas que pasan por encima de los microbios y la gripe y gozan de buena salud?

_x000D_

_x000D_ 1. Alimentación. Una de las claves de la buena salud es siempre la alimentación. Un equipo de "cuatro fantásticos" aportan casi todo lo necesario en prevención de enfermedades:

_x000D_

    _x000D_

  • _x000D_ El ajo es prácticamente un "anti-todo": antioxidante, antibiótico, antiviral, antiprotozoario y fungicida, con efectos beneficiosos para el sistema cardiovascular e inmunológico.
  • _x000D_

  • _x000D_ Menos familiar nos resulta el jengibre por su procedencia tropical. La raíz del jengibre es excelente para evitar vómitos, se suele recomendar a embarazadas y para controlar el mareo en los viajes. También se utiliza para tratar problemas gastrointestinales y respiratorios y, entre otra larga lista de propiedades, se incluye la de afrodisíaco.
  • _x000D_

  • _x000D_ Los cítricos son grandes contenedores de la antioxidante vitamina C que ayudan a prevenir los resfriados.
  • _x000D_

  • _x000D_ Otro elemento es el cinc, que podemos encontrar de forma natural en alimentos como los lácteos, carnes y pescados y en especial en las ostras.
    _x000D_  
  • _x000D_

_x000D_

_x000D_ 2. Buenos hábitos. Además de tener en cuenta los anteriores condimentos saludables, conviene adoptar una serie de buenos hábitos.

_x000D_

    _x000D_

  • _x000D_ Masajes: reducen la ansiedad y la presión arterial (si bajamos los niveles de estrés ponemos en marcha el sistema inmunológico). Sobre la frecuencia más adecuada, lo recomendado por los expertos es una vez al mes.
  • _x000D_

  • _x000D_ Lavarse las manos: Esta costumbre se halla en el saber común y se trata de una de las prácticas que mejor nos ayudará a prevenir la gripe y los resfriados. La correcta forma de hacerlo: un buen frotado en todas las partes de la mano con jabón seguido de un aclarado abundante (de 30 segundos) bajo agua caliente.
  • _x000D_

  • _x000D_ Ducha fría: activa la circulación. Sin abusar y en pequeñas dosis, en invierno se recomienda alrededor de 1 minuto de agua fría tras la convencional ducha cálida, que en verano pueden ser hasta 10 (si tenemos problemas cardiovasculares conviene consultar con el médico).
  • _x000D_

  • _x000D_ Ser positivo: La actitud positiva y el estrés influyen directamente en la activación de las defensas.
  • _x000D_

_x000D_

Sobre el autor

Otras Publicaciones