Login / Registro
Notas-Prensa

Informe LEO: La economía andaluza crece un 2,1% en 2019, dos décimas por encima de la media nacional

23 de enero de 2020.

Presentación del XIX Informe Loyola Economic Outlook de la Universidad Loyola con la colaboración de CEA.

Para el año 2020 se prevé un crecimiento del 1,6%, tanto en Andalucía como en España.

La tasa de paro en Andalucía se mantendrá en el 21,2% en 2019 y bajará al 20,2% en 2020.

Las proyecciones del décimo noveno Informe Loyola Economic Outlook, presentado hoy en la Confederación de Empresarios de Andalucía, señalan un crecimiento del 2,1% en Andalucía en 2019, dos décimas por encima del dato nacional, que se sitúa en el 1,9%, como consecuencia de un mejor comportamiento de la actividad económica regional, fundamentalmente en el sector servicios. Para 2020, el dato de crecimiento andaluz se prevé del 1,6 %, en línea con los datos de la economía española.

La presentación del Informe LEO de otoño ha contado con la participación de Luis Fernández-Palacios, secretario general de CEA, y de Olexandr Nekhay, profesor del Departamento de Economía de la Universidad Loyola y director del informe.

Para el director del informe, las proyecciones actuales ponen de manifiesto un escenario de desaceleración económica sin recesión. En este contexto, la economía andaluza seguirá una senda parecida a la española, en tanto que registra crecimientos trimestrales de la actividad económica muy en línea con los nacionales (0,5% en 2019T4 y 0,4% en el 2020T1, frente al 0,4% en 2019T4 y 0,4% en el 2020T1 de España).

Mercado laboral, IPC y evolución económica en Andalucía

En cuanto al empleo, se espera un incremento del número de ocupados en torno al 2,8% en el año 2019, y en torno al 1,8% en el año 2020. Este crecimiento del empleo, junto con la tendencia de la población activa, van a determinar unas tasas de desempleo del 21,2% para el año 2019, y del 20,2% para el año 2020.

El nivel de precios, por su parte, estará por debajo del nivel nacional, y podría registrar crecimientos anuales del 0,5% en el año 2019, y del 0,8% en el año 2020.

Según el profesor Nekhay, los efectos negativos derivados de la aplicación de aranceles por parte de EEUU, y que afectan a productos andaluces como las aceitunas, el aceite de oliva, el vino y los productos de ganadería porcina, parece que se están compensando de momento. Y es que las empresas de estos sectores están reorientando de forma exitosa sus exportaciones hacia otros mercados.

Economía española

Según apunta el informe Loyola Economic Outlook, el año 2019 ha supuesto la consolidación de la tendencia hacia la desaceleración de la economía española, que termina el año creciendo, pero a menor ritmo que el que se registraba doce meses atrás.

Si bien las alertas por recesión a corto plazo se han disipado, el escenario con el que España comienza 2020 continúa marcado por un alto grado de incertidumbre. A los riesgos de la economía internacional (guerras comerciales y algunas incertidumbres geopolíticas como el proceso del Brexit o el fracaso de la Cumbre del Clima) hay que añadirle los de carácter doméstico, como la inestabilidad legislativa, el elevado nivel de déficit y deuda pública o la evolución negativa de las expectativas de los agentes económicos.

En cuanto a las exportaciones, se espera un crecimiento en torno al 2% en 2019 y al 2,5% en 2020. A pesar de las medidas arancelarias impuestas por EEUU, las exportaciones están teniendo un buen comportamiento en la segunda mitad de 2019. Las importaciones también se incrementan con un crecimiento anual que rondaría el 1,5% y el 2,6% en 2020.

En lo relativo al mercado laboral, hay que destacar que la desaceleración económica también se refleja en una pérdida de tracción en los últimos trimestres, tal como indica el número de afiliados a la Seguridad Social, cuyo ritmo de evolución interanual se ha reducido a lo largo de 2019.

El número de ocupados podría incrementarse un 2,4% en el año 2019 y un 1,7% en 2020. Estos valores reflejan que un menor incremento de la actividad económica también se traduce en un menor ritmo de creación de empleo.

La previsión para la tasa de desempleo sufre una revisión de algunas décimas al alza. Nuestras estimaciones apuntan a que la misma podría rondar el 14,1% en 2019 (frente al 13,9% indicado en el anterior informe) y el 13,5% en 2020 (frente al 12,9% previsto anteriormente).

Por su parte, el nivel de precios sigue con su tendencia de crecimiento moderado desde junio de 2016, con tasas de crecimiento interanual del IPC por debajo del 1% desde entonces. Las proyecciones del informe Loyola Economic Outlook indican que este índice registraría un crecimiento anual del 0,7% en 2019 y del 0,9% en 2020.

Sobre el autor

Otras Publicaciones