Login / Registro
Noticias-PRL

Evitar los trayectos rutinarios reduce los accidentes de tráfico al acudir o regresar del trabajo.

Sevilla, 22 de mayo de 2019. Fuente: www.cope.es

Coger un vehículo privado para ir o volver del trabajo o dentro de la propia jornada laboral es una actividad necesaria y ordinaria que supone un elevado número de accidentes. Por ello, la Dirección General de Tráfico en Castilla y León comienza una campaña informativa desde hoy hasta el 24 de mayo con el objetivo de hacer llegar un mensaje de prudencia ante el riesgo de sufrir un accidente laboral de tráfico. Se entiende por accidente laboral de tráfico a aquel que sufre un trabajador durante su jornada de trabajo, o in itinere, es decir, en la incorporación o retorno al centro de trabajo, siempre que intervenga un vehículo en circulación. Uno de los principales objetivos será concienciar a los ciudadanos que en los trayectos que se realizan a diario al trabajo con vehículos hay un riesgo de accidente que se puede conocer y prevenir. Del mismo modo, se apela al entorno de los conductores (jefes, empleados, familia) para evitar que con sus acciones y comportamientos sean un factor de riesgo añadido (llamada de teléfono, mensajes, prisas, distracciones) que pueden provocar accidentes. También se promoverán otras opciones de movilidad alternativa al vehículo propio.

El subdelegado del Gobierno en Burgos, Pedro L. de la Fuente, ha destacado la importancia de la campaña, que “pretende sensibilizar el entorno de los conductores y también a las empresas para que también se planifique aquella posibilidad de sufrir un accidente dentro del medio laboral, o en la incorporación o al retorno.” Durante la campaña, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil incidirá en los aspectos como la velocidad, el consumo de alcohol y drogas, la seguridad de la carga transportada, las condiciones del conductor y del vehículo, así como otras conductas como el uso del móvil, el uso de cinturón de seguridad, y el control de los tiempos de conducción y descanso.

Una campaña con difusión en los centros de trabajo Uno de los principales ejes de la campaña es la información sobre la importancia de la seguridad vial laboral en los centros de trabajo. De este modo, se distribuirán en las principales empresas de la provincia carteles para concienciar a los trabajadores sobre las medidas a tomar para evitar accidentes de tráfico relacionados con el trabajo. La idea principal a transmitir es que “el trabajo más urgente es seguir vivo”.

Otro de los públicos objetivos a los que va destinada la campaña son las propias empresas y organismos, trasladándoles la importancia de incluir en sus planes de prevención de riesgos laborales, planes de seguridad vial entre sus empleados. La mayor parte de los accidentes laborales de tráfico fueron in itinere Según los datos recogidos por el Centro de Seguridad y Salud Laboral de la Junta de Castilla y León, en la provincia de Burgos tuvieron lugar un total de 249 accidentes laborales de tráfico en 2017. De ellos, 78 accidentes fueron en misión, es decir, durante la jornada laboral, y 171 tuvieron lugar al ir o volver del trabajo. De todos los accidentes laborales de tráfico con víctima que tuvieron lugar, en ninguno se registraron víctimas mortales.

Evitar las prisas o hacer trayectos rutinarios mejoran tu seguridad

La seguridad en el trabajo comienza al salir de casa, por lo que la Dirección General de Tráfico recomienda a los conductores una serie de consejos, tales como:

– Evitar los trayectos rutinarios. Aunque todos los días se realice el mismo trayecto, las circunstancias del tráfico varían, por lo que se recomienda adaptar la conducción a las mismas. Los lunes es el día de la semana en que se registran más accidentes de tráfico con motivo de trabajo.

– Evitar ir con prisas. Muchos accidentes se producen al ir al trabajo. Posiblemente una mayor velocidad por llegar a tiempo a los sitios genere una situación de estrés que suele conllevar la asunción de mayores situaciones de riesgo.

– Usar el “mano libres” solo para conversaciones cortas, nunca para conversaciones largas o en las que se traten temas complejos. Según diversos estudios tras minuto y medio de hablar por el móvil, el conductor no percibe el 40% de las señales, su velocidad media baja un 12%, el ritmo cardiaco se acelera bruscamente durante la llamada y se tarda más en reaccionar.

– Evitar las distracciones y concentrarse en la conducción, así como concienciar al entorno familiar y laboral de la importancia que tienen sus acciones para evitar la distracción del que va conduciendo.

Sobre el autor

Otras Publicaciones