Login / Registro
Noticias-PRL

Los jefes divertidos son buenos para la empresa y para los empleados : Sacar el máximo partido de los demás requiere conectar con ellos a nivel emocional.

_x000D_ Una investigación de la London Business School recién publicada en la prestigiosa revista Business Strategy Review confirma lo que muchos creían: cuando un jefe cuenta chistes divertidos, el personal lo valora más y los empleados se sienten más motivados a trabajar duro. Al mismo tiempo, sienten que tienen un futuro más brillante en la empresa. El estudiante de doctorado Gang Zhang encontró en su investigación que la clave es lo divertido que se es. Cuanto más gracioso es el líder, mayor es el efecto.

_x000D_

_x000D_ Contar chistes sin gracia tiene el efecto opuesto – la reducción del respeto hacia los líderes, la reducción del rendimiento e, incluso, un empeoramiento de las perspectivas de la empresa por parte de los empleados. Tal vez lo más sorprendente es que Zhang encuentra que los que hacen chistes sobre sí mismos, es decir, el humor autocrítico, ya sea divertido o no, no aumenta la evaluación de los seguidores de un líder, que se ríen de él más que con él. Así que es arriesgado que los jefes alienten a los empleados a reírse de ellos.

_x000D_

_x000D_ El estudio de Zhang aporta aspectos interesantes sobre los aspectos emocionales del liderazgo que, a diferencia de los cognitivos, son muy mal conocidos. Pero las emociones son una forma muy importante de influir en las personas . Sacar el máximo partido de los demás requiere conectar con ellos a nivel emocional. Los líderes tienen que gestionar tanto las cabezas y los corazones de sus seguidores con el fin de motivar e inspirar a ellos. La emoción es, potencialmente, una forma barata y eficaz de hacerlo. Pero se trata de un área de estudio poco investigada.

_x000D_

_x000D_ También son importantes los aspectos emocionales del propio líder. En situaciones en las que los líderes están preocupados, en presencia de sus seguidores tienen que mostrar su confianza de que mantienen el control de la situación. Pero si sienten emociones negativas, sus seguidores pueden darse cuenta de que está fingiendo sus emociones y ello es nefasto para la confianza en el líder.

_x000D_

_x000D_ Los hallazgos de Zhang indican que si el líder siente emociones negativas pero debe transmitirlas positivas, es necesario que aprenda a controlar sus emociones y adopte una postura racional, limitándose a exponer los hechos de una forma neutral.

_x000D_

_x000D_ Fuente: London Business School

_x000D_

_x000D_  

_x000D_

Sobre el autor

Otras Publicaciones