Login / Registro
La Confederación considera que el CARL es un instrumento esencial para asumir el nuevo escenario de las relaciones laborales tras el cambio del marco legal
Notas-Prensa, Noticias

LOS PRESIDENTES DE LA CEA Y DEL CARL-CES SE REÚNEN EN LA CONFEDERACIÓN PARA REFORZAR EL VÍNCULO INSTITUCIONAL

La Confederación considera que el CARL es un instrumento esencial para asumir el nuevo escenario de las relaciones laborales tras el cambio del marco legal

El presidente de la CEA, Javier González de Lara, ha mantenido hoy una reunión en la sede de la Confederación con el presidente del CARL y del CES, Ángel Gallego, con el fin de reforzar el vínculo institucional entre estas entidades y la Confederación de Empresarios de Andalucía. En la reunión también han participado el vicepresidente y el secretario general de la CEA, Javier Sánchez Rojas y Antonio Carrillo, respectivamente; así como el director del Área Jurídica y Relaciones Laborales de la Confederación, Manuel Carlos Alba.

En la reunión, la Confederación destacó el papel desempeñado por el CARL y su órgano de mediación SERCLA en la consecución de la paz social, dentro del diálogo social, y considera, en este sentido, que el CARL es un instrumento esencial para asumir el nuevo escenario de las relaciones laborales tras el cambio del marco legal, tanto en el ámbito de la negociación colectiva y, en general, de las relaciones laborales andaluzas. Los dos presidentes han coincidido en señalar que el CARL ha contribuido de manera decisiva a cimentar también las bases del consenso y del acuerdo social en nuestra Comunidad Autónoma, pues la concertación es un instrumento que ha influido positivamente en las relaciones laborales en Andalucía y en el mercado del trabajo.

Tras las últimas reformas legales, y respetando la autonomía de las partes, para la CEA el CARL es una herramienta básica para el desbloqueo de la negociación colectiva, propiciando acuerdos que permitan continuar o retomar la negociaciones de nuestros convenios colectivos, y superar la conflictividad laboral, lo que, sin duda alguna favorece la competitividad empresarial a través de una normalización de las relaciones laborales.

En la reunión se ha valorado también muy positivamente el trabajo desarrollado desde el SERCLA, incardinado en el seno del CARL, cuya gestión y coordinación le corresponde. Los sistemas extrajudiciales de resolución de conflictos laborales como el SERCLA, con las recientes reformas laborales, han alcanzado un protagonismo relevante.

Teniendo en cuenta en el contexto de crisis económica en el que se ha movido la actividad productiva, los resultados conseguidos a través de las comisiones de conciliación-mediación del SERCLA se pueden calificar de positivos, con una media sostenida de más de 65% de acuerdos en conflictos de huelga, que ha evitado perder más de 35 millones de horas desde su constitución.

Por último, desde la CEA se ha hecho ver al presidente del CARL-CES la necesidad de impulsar una Ley de Participación Institucional en Andalucía, conforme mandata el Estatuto de Autonomía, a lo que se ha mostrado muy receptivo, pues ello permitirá regular con rango de ley la participación de los agentes sociales en sus relaciones con la Administración pública.

Sobre el autor

Otras Publicaciones