Login / Registro
Notas-Prensa, Noticias

CEA alerta sobre las consecuencias catastróficas que puede generar la no extensión de los ERTEs en el sector turístico más allá del estado de alarma

5 de mayo de 2020.

El Consejo Empresarial de Turismo de CEA, presidido por Miguel Sánchez Hernández, ante el período de ausencia total de actividad turística desde marzo y la previsión de un proceso de desescalada incierto, lento y con grandes restricciones, estima necesario alertar al conjunto de la sociedad sobre las consecuencias catastróficas que supondría la no extensión de los ERTEs por fuerza mayor, más allá del estado de alarma, pues estaría en grave riesgo la pervivencia de multitud de empresas y del empleo asociado a las mismas.

La normativa vigente es muy clara respecto a que los ERTEs por fuerza mayor pierden su vigencia en el mes que cese la misma, por lo que miles de trabajadores deberían volver a su puesto de trabajo cuando la actividad de las empresas sería prácticamente nula, generando un desequilibrio irreparable para las mismas.

Es necesario, por tanto, que se produzca un cambio normativo a la mayor brevedad que prevea esta extensión, más aún cuando cada día está más cuestionada la posible prórroga del actual estado de alarma, por lo que de forma aún más precipitada podría verse afectado el conjunto de sectores que integran nuestra oferta turística.

Junto a ello, por parte del Consejo Empresarial de Turismo se ha abordado la elaboración de un documento de propuestas al Plan de Choque de la Junta de Andalucía en materia turística, entre las que se plantea la puesta en marcha de Fondos de Apoyo al sector turístico en Avales, para dar soporte financiero y liquidez a todas las empresas turísticas (grandes, medianas, pequeñas y autónomos), que el sector estima en unos 3.000 millones, ante la insuficiencia de los fondos ICO, y ante la tasa de denegación bancaria que es cinco veces superior en este sector a la de otros sectores (17,2% turística frente al 3,3% multisectorial).

Asimismo, también con el objetivo de dotar de liquidez al sector, se demanda al Estado el establecimiento de un IVA reducido, que impulse la actividad, así como una reestructuración de todo el sistema impositivo local, pues se está grabando a empresarios y autónomos que no han podido desarrollar su actividad o lo van a hacer bajo unas condiciones de rentabilidad insostenibles.

Otras medidas que se van a trasladar a la Administración andaluza para su integración en su plan de choque son: la puesta en marcha de ayudas a la digitalización turística y programas de formación y recualificación; un nuevo modelo de gobernanza y formulación de la promoción turística; la creación de bonos para incentivar el gasto turístico;  la flexibilización de la normativa que afecta al sector de la hostelería en materia de autorizaciones y la ampliación del espacio de terrazas.

Asimismo, una lucha clara y contundente contra la oferta clandestina, no sólo por el perjuicio económico y social que genera, sino por la posibilidad de que desarrolle su actividad sin tomar en consideración las nuevas responsabilidades sanitarias, lo cual podría suponer generar una imagen de inseguridad que sería muy perjudicial para la oferta turística andaluza.

En ese sentido, desde el sector se considera prioritario contar con urgencia con las ayudas y medidas necesarias para la implantación del Protocolo de Seguridad y Salud que el Instituto de Calidad Turística de España (ICTE) y las organizaciones empresariales están elaborando y que contempla las recomendaciones sanitarias para el ejercicio de la actividad empresarial en los distintos subsectores turísticos (hoteles, restaurantes, campos de golf, spa, hamacas, etc).

Igualmente el Consejo Empresarial de Turismo de CEA, también ha hecho suya la principal demanda de las agencias de viajes, que actuando como intermediarias son requeridas para la devolución de viajes ya contratados, cuyos importes están en manos de sus proveedores, principalmente compañías aéreas que tienen diversas políticas de devolución, lo cual deja en una situación de indefensión económica a las agencias. A tal fin se solicita de las distintas administraciones que legislen en esta materia, salvaguardando la sostenibilidad económica de las empresas de agencias, con medidas como los bonos canjeables, que faciliten resarcir a los consumidores.

Todas estas medidas deben verse completadas, además, con un gran programa de promoción turística centrado en la regeneración de una imagen de Andalucía como destino turístico seguro, cuyo destinatario debe ser el mercado nacional, que se prevea puede tener levantadas sus restricciones de movilidad interna, antes de lo previsto respecto a terceros países.

El Consejo Empresarial de Turismo de CEA es el órgano de asesoramiento de la Confederación de Empresarios de Andalucía en materia de turismo, estando integrado en la actualidad por representantes de las organizaciones de hoteles (FAHAT), hostelería (HORECA), agencias de viajes (AAVV), campings (FAC), puertos deportivos (Marinas de Andalucía), campos de golf (AECG), instalaciones y servicios deportivos (AEDA), viviendas turísticas (AAVT), alquiler de vehículos (AESVA), bingos (ASAEBIN), máquinas recreativas (ANMARE), casinos, transporte (FANDABUS).

Desde dicho Consejo Empresarial y en nombre de todos sus integrantes se ha hecho una llamada a la responsabilidad de toda la población para que mantengan las medidas de prevención recomendadas, faciliten una rápida adaptación al nuevo modelo de atención y prestación de los servicios turísticos y a que, fundamentalmente, vuelvan con confianza y seguridad a consumir y disfrutar de la oferta turística andaluza.

Sobre el autor

Otras Publicaciones