Login / Registro
El presidente de la CEA recordó los valores de la organización: unidad
Notas-Prensa, Noticias

LA CONFEDERACIÓN CELEBRÓ SU 35 ANIVERSARIO CON LA IDEA DE DESARROLLAR UN NUEVA CEA ADAPTADA A LOS NUEVOS TIEMPOS

El presidente de la CEA recordó los valores de la organización: unidad, compromiso, independencia y reconocimiento de la representatividad

ACTO DEL 35 ANIVERSARIO DE LA CEA.

Antequera. La CEA ha celebrado hoy en un acto institucional el 35 aniversario de su constitución en Antequera, la misma ciudad que en el año 1979 reunió a los entonces ocho presidentes de las organizaciones territoriales de las provincias andaluzas y que firmaron el acta fundacional por la que se creaba la Confederación de Empresarios de Andalucía. Los actuales presidentes de esas organizaciones empresariales han ratificado hoy la citada acta fundacional.

Asimismo, Javier González de Lara se ha dirigido a los cerca de 300 representantes empresariales de toda Andalucía y de los distintos sectores productivos de la región, que han acudido a este acto en conmemoración de la creación de la CEA. En su discurso de aniversario, el presidente de la Confederación afirmó que Andalucía camina por una etapa nueva. “Una etapa en la que nada será como antes –dijo-, pero en la que deben seguir primando nuestros valores fundamentales como organización: Unidad, Compromiso e Independencia, en un contexto de reconocimiento de nuestra representatividad”.

Para Javier González de Lara en esta nueva etapa que se abre, tiene también su sitio una nueva CEA, “una organización más participativa, mejor vertebrada territorialmente, sólida y eficaz, adaptada a los nuevos tiempos”. En esta línea, González de Lara añadió que ese es el reto que ha asumido, junto a todo el Comité Ejecutivo: Impulsar una CEA que honre a todos los que le han precedido y que sirva de base a los que le sucedan en un futuro.

En su intervención, el presidente de la CEA se dirigió, en primer lugar, a la propia Organización, a la Confederación de Empresarios de Andalucía, a sus centenares de organizaciones territoriales y sectoriales: “mi petición para todos vosotros es que sigáis creyendo en una CEA fuerte y dinámica, confiando en nuestra capacidad para liderar el desarrollo de Andalucía”. A los que recordó que deben ser firmes en “la defensa de nuestros valores y ser conscientes de la enorme responsabilidad de nuestra tarea, que supone recuperar la confianza y la ilusión en el futuro”.

El segundo mensaje del presidente de la CEA, en su discurso de aniversario en Antequera, fue para las empresas. En ese sentido, manifestó que “debemos seguir promoviendo la adhesión y la fructífera integración de las empresas andaluzas a nuestras organizaciones empresariales”. Javier González de Lara considera que es necesario que las empresas sean conscientes de que “el asociacionismo empresarial es un elemento imprescindible para su competitividad a medio y largo plazo”. Además dijo que “participar en una organización empresarial es una inversión, pues a través de ella luchamos por la defensa de los intereses generales y particulares”

Por último, el presidente de la CEA se dirigió a la sociedad, y en este sentido manifestó que le resultaba complicado aceptar que las organizaciones empresariales, tanto en sí mismas como en lo que representan, tengan la percepción de “encontrarse en el punto de mira de una sociedad que, a día de hoy, no nos ha dotado de las necesarias garantías jurídicas”.

A este respecto, Javier González de Lara recordó que la CEA lleva cerca de 10 años solicitando a la Junta de Andalucía, que en el ejercicio de sus competencias, desarrolle y promulgue una Ley de Participación Institucional en la Comunidad Autónoma, en la que se expongan claramente nuestros derechos y obligaciones como organización económica más representativa.

Por último, Javier González de Lara concluyó su discurso del 35 Aniversario de la CEA con una reflexión sobre los problemas que hoy atenazan Andalucía y que, en el caso de la empresa, tiene por delante también importantes asignaturas pendientes para el futuro. “La primera y más urgente, la más perentoria, -dijo- es sobrevivir, pues significa también la propia supervivencia de la sociedad andaluza y por ende, de nuestro modelo económico y social, ya que son las empresas las únicas entidades capaces de crear empleo”. A este respecto y para terminar realizó un resumen de los principales retos y obstáculos que se encuentra desde el tejido empresarial en la actual situación, económica, social y política.

DESARROLLO DE LA ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA DE LA CEA.

La Confederación de Empresarios de Andalucía, previo al acto institucional de la conmemoración del 35 aniversario de su constitución, celebró su asamblea general ordinaria en Antequera, tras haberse efectuado también las reuniones de sus órganos de gobierno, tanto Comité Ejecutivo como Junta Directiva. Todas encabezadas por el presidente de la Confederación, Javier González de Lara.

Según el orden del día, que establecen los estatutos de la Confederación, la asamblea de la CEA ratificó los diversos acuerdos aprobados por su Junta Directiva en el ejercicio de 2013 y los de la reunión previa a la asamblea. Entre esos acuerdos, se ratificaron las nuevas altas de empresas y organizaciones miembros de la CEA, los Presidentes de Consejos y Comisiones, se aprobó la Memoria anual de actividades –cuyo contenido puede consultarse en este enlace: ENLACE- y el cierre del ejercicio económico del año 2013, así como el presupuesto para el 2014.

En relación al cierre económico del 2013, y teniendo en cuenta que ha continuado, en líneas generales, el deterioro de la situación económica de nuestra región y las dificultades para las empresas andaluzas, los niveles de gasto se han reducido en un 10%, frente a los inicialmente previstos, conforme al proceso de ajuste que la Confederación viene afrontando desde la puesta en marcha de su plan de viabilidad.

La ejecución presupuestaria de ingresos se ha disminuido sólo en un 3%, motivado por el descenso del número de afiliados y la necesidad de adaptar las cuotas a las nuevas situaciones empresariales.

No obstante, a pesar de todos esos esfuerzos el resultado del ejercicio del 2013 de la organización arroja un desequilibrio de 6,8 millones de euros. En este resultado ha tenido una especial incidencia el proceso de reestructuración (2,9 millones) llevado a cabo en la organización, así como el impacto de las provisiones comerciales (1,4 millones), las amortizaciones y los gastos financieros (1,3 millones). Todo ello supone que las pérdidas reales (operativas) han sido de un millón de euros en el ejercicio.

También ha sido aprobado el presupuesto de ingresos y gastos para el ejercicio 2014, que asciende a 2,8 millones de euros, un 8,5% inferior al ejercicio anterior.

La Tesorera de la organización ha informado que un análisis más detallado del ejercicio indica que a pesar de que los ingresos han tocado suelo en 2013, respecto al análisis histórico de la organización, los resultados han sido mejores que los del 2012, y sin duda deben ser peores que los del 2014, dado el impacto positivo que las actuaciones en reducción de costes estructurales llevadas a cabo tienen en el ejercicio 2014, por lo que las expectativas son positivas, más aún con la puesta en marcha de las medidas aprobadas en el marco de la nueva CEA.

UNA NUEVA CEA

Tanto en la asamblea general, como posteriormente en el acto de conmemoración, se ha hecho especial incidencia en la necesidad de una nueva CEA, más participativa y con mayor capacidad económica propia, para lo cual se han detallado los distintos proyectos de futuro puestos en marcha, tales como el incremento de la afiliación, aprovechando la tímida recuperación económica; la prestación de servicios a las empresas, como los presentados en materia de financiación esta misma semana o los que ya están en marcha respecto a la oferta formativa privada; la concurrencia a diversos programas europeos, al amparo de la estrategia 2020; y la comercialización de los bienes patrimoniales de la organización, en especial de su sede.

Con la puesta en marcha de todas estas medidas, junto al nuevo organigrama de carácter técnico, CEA está iniciando una nueva etapa en la que su principal objetivo sigue siendo la defensa y promoción de los intereses de los empresarios andaluces.

Sobre el autor

Otras Publicaciones